login

Inicie sesión aquí

Las empresas deben tener responsabilidad social desde sus inicios, ¿por qué?

La mayoría de los nuevos emprendimientos están fundados por los millennials, 76 % de los cuales creen que las empresas tienen el poder de hacer una diferencia en el mundo.

(Diario Gestión - Economía). Algo no acaba de cuadrar en el mundo del capital de riesgo. La mayoría de los nuevos emprendimientos están fundados por los millennials, 76 % de los cuales creen que las empresas tienen el poder de hacer una diferencia en el mundo. Entonces, ¿por qué la mayoría de las startups no son socialmente responsables?

Por otro lado, de los 85 billones de dólares de activos administrados globalmente (aproximadamente 1 billón de los cuales están en fondos de capital de riesgo), 23 billones incorporan información no financiera como datos ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) en sus criterios de inversión y esa cifra está creciendo en alrededor del 25 % por año. Entonces, ¿por qué el capital de riesgo permanece de alguna manera alejado de esta tendencia?

Si aplicaran rigurosos filtros ESG, los administradores de activos de los capitales de riesgo estarían mejor preparados para evaluar a las nuevas empresas. Para decirlo de otra manera, reemplazarían sus estetoscopios por escáneres de IRM.

La idea predominante en la actualidad es que mirar el perfil de ESG de las nuevas empresas implicaría desviarse de otros indicadores importantes, como los perfiles de los fundadores, los modelos financieros o los puntos de referencia del mercado. Pero debido a que la mayoría de las nuevas empresas mueren a poco de surgir, tenemos que ser aún más exhaustivos en la forma en que analizamos a las empresas en su etapa inicial en general. Las siguientes son algunas de las razones por las cuales los fundadores de startups y los gerentes de los fondos de capital de riesgo deben tomar con seriedad la responsabilidad social corporativa:

1. El uso de criterios ESG reduce enormemente los riesgos innecesarios. El filtro extra evalúa a las empresas de acuerdo con su política de manejo empresarial, prácticas de trabajo, riesgos ambientales e impactos sociales. 

Es capaz de identificar las respuestas a las preguntas pertinentes y relevantes que enfrentan las empresas: ¿tienen los fundadores un historial de evasión de impuestos? ¿Los productos de la startup tienen posibilidad de violar los derechos humanos o las normas ambientales de algunos países? ¿Contribuyen al cambio climático? 

Dichos riesgos, si no se abordan adecuadamente, pueden afectar negativamente la valoración total de la empresa. Según un estudio reciente, solo el 13 % de los inversores no cambiaría de opinión, incluso si supiera que una empresa a la que compran podría causar escasez de recursos (como el agua). En términos sencillos, la sostenibilidad consiste básicamente en identificar empresas bien administradas que tengan una visión a largo plazo.

2. Otro elemento importante es que las empresas socialmente responsables, en cualquier campo que operen, son más lucrativas. Una cantidad asombrosa de estudios ha revelado estadísticas claras que muestran esta correlación. Por ejemplo, un análisis de más de 300 compañías farmacéuticas, bienes de consumo, petróleo y gas, banca y tecnología, realizado recientemente por Boston Consulting Group, encontró que las empresas con operaciones más éticas obtienen mayores ganancias y tienden a ser mejor valoradas que sus competidores.

3. Ser socialmente responsable también contribuye a aumentar las ventas de una empresa, ya que las tendencias de consumo consciente muestran un crecimiento. Para ofrecer una perspectiva global, un informe muestra que el 66 % de los consumidores encuestados en 60 países están dispuestos a pagar precios más altos por los productos comprados a empresas que cuidan el medioambiente. 

Otro estudio sostiene que el 87% de los estadounidenses compraría un producto de una compañía en particular, si esa empresa abogase por un tema específico que fuera de su interés. Si una startup vende productos o servicios que afectarán negativamente al medioambiente o a la sociedad en general, su crecimiento se verá entorpecido.

4. Una startup más significativa también tiene una mayor capacidad para atraer y retener empleados. De hecho, la significación, definida como la sensación de que el trabajo contribuye a la sociedad como un todo, se identificó como el tercer factor más importante en el nivel de compromiso de los empleados en un estudio. Estos hallazgos tienen sentido, ya que atestiguan el hecho de que los empleados que sienten que sus trabajos sirven a un propósito social son propensos a mostrar un mayor nivel de lealtad con la empresa.

5. La eficiencia y la productividad laboral derivan de una serie de factores, incluidas la cohesión del equipo, la motivación y la reputación corporativa. Según las estadísticas, el 42 % de la reputación de una empresa se basa en las percepciones de los consumidores de sus esfuerzos de responsabilidad social corporativa.

6. La responsabilidad corporativa alienta la innovación y la diferenciación, e impulsa la competitividad. ¿Necesita un ejemplo del mundo real? Simplemente observe cómo las fuerzas del mercado presionan a Nike y Adidas para que sean innovadores en el diseño de materiales y tecnologías sostenibles. Mientras que Adidas comenzó una línea de productos que utilizan plásticos extraídos del océano, Nike optó por invertir en tecnologías como ColorDry (teñido sin agua), con el fin de preservar el medioambiente.

7. Los fondos de capital de riesgo y sus socios limitados (LP) demandarán cada vez más que sus activos sean responsables. Esta tendencia ya se estaba revelando hace una década, cuando los grandes inversores institucionales comenzaron a desprenderse de las "acciones de empresas poco éticas o inmorales". Algunos ejemplos fueron el retiro del fondo soberano noruego de una compañía minera sudafricana, DRD Gold, y la compañía de armas de Corea del Sur, Poongsan Corp. 

A medida que se vuelve más claro que los activos socialmente responsables logran mejores resultados, los administradores de activos y los propietarios ahora están buscando más oportunidades para expandirse en esas áreas. Como tal, esperamos que gigantes como Andreessen Horowitz, Sequoia, 500 Startups y muchos otros comiencen a aplicar filtros ESG, aunque solo sea para atender las presiones de sus LP.

8. El uso de métodos de producción que reducen el desperdicio e incentivan la reutilización resulta en menores costos de producción. Este mismo principio es verdadero tanto para una pequeña empresa minorista que replantea los envases de plástico como para los cohetes reutilizables SpaceX. Ser consciente del medio ambiente y de los resultados financieros son dos caras de la misma moneda.

9. En el pasado, solo un puñado de grandes corporaciones, como Unilever, requería que parte de sus proveedores incorporaran las prácticas de ESG. Pero ahora la lista es mucho más larga: piense en Samsung, General Motors, Colgate-Palmolive y en cientos de grandes corporaciones clasificadas en el índice de sostenibilidad de Dow Jones. Si el plan de negocios de una startup contempla el suministro a los gigantes corporativos, sus posibilidades están directamente relacionadas con sus propios estándares de responsabilidad corporativa.

10. No posponga lo inevitable. Con inversionistas, consumidores, empleadores y proveedores que presionan a las empresas para que sean socialmente responsables, es más fácil y económico comenzar en el camino correcto que verse forzados a rediseñar estrategias y modelos comerciales en un esfuerzo por ponerse al día con el mercado. La responsabilidad social corporativa no se trata de tamaño, se trata de visión. 

Si los filtros ESG se hubieran aplicado desde el inicio, una cantidad importante de empresas de gran demanda se habrían visto expuestas con anterioridad. Un buen ejemplo fue la empresa Theranos, una startup de análisis de sangre que pasó de valer 9 mil millones de dólares a nada de la noche a la mañana, inmediatamente después de que se descubriera que era fraudulenta, que utilizaba métodos científicos no comprobados, y el hecho de que había enviado resultados erróneos a los pacientes, lo que había resultado en una serie de decisiones comprometedoras para la salud. 

La diligencia debida de ESG, que tiene en cuenta el impacto social de las empresas, habría exigido controles de calidad y seguridad que hubieran evitado una situación tan comprometida. También fue la ausencia de ESG lo que permitió a DrKoop.com, el mejor sitio web de atención médica a fines de la década de 1990, buscar respaldo en hospitales y otras compañías de atención médica que luego se consideraron no éticos, una medida que resultó letal para la compañía. 

Otro ejemplo es HomeJoy, una startup del mercado de servicios de limpieza que se cerró debido a las demandas que enfrentó por parte de los limpiadores que reclamaron que se los había clasificado por error como contratistas independientes. Esto también podría haberse evitado mediante la inversión en ESG, ya que tanto la retención de los trabajadores como su situación legal son variables presentes en cualquier filtro de ESG. 

Una matriz ESG tiene en cuenta los perfiles de los fundadores. Por ejemplo, los capitalistas de riesgo a menudo analizan la determinación, la flexibilidad, el perfil de riesgo y el historial, todo lo que es esencial. Pero, ¿qué pasa con el perfil ético? ¿Recuerda Pay By Touch, la startup que permitía a los usuarios pagar por artículos con solo deslizar los dedos sobre un sensor biométrico? La empresa se vio obligada a cerrar cuando su director ejecutivo, John P. Rogers, fue acusado de abuso doméstico, posesión de drogas y de tomar dinero de la compañía para su uso personal. Una diligencia debida de ESG habría dado la alarma más temprano. 

También vemos que las startups se ven afectadas y pierden valor por escándalos relacionados con el acoso sexual, y la discriminación racial y de género. Otra advertencia es la grave violación de los estándares ambientales de Volkswagen, que redujo el valor de la compañía en un 20 %, lo que debería servir como advertencia para que las nuevas empresas sean conscientes de su huella ambiental. Tales pasos en falso pueden ser premonitorios de la desaparición de una empresa. 

Para ser claros, aplicar un filtro de responsabilidad social en las startups puede significar tres cosas: detección negativa, selección positiva o inversión de impacto. El primero simplemente se refiere a la exclusión de startups que operan en ciertas áreas, como juegos de azar, tabaco, o implementos militares o de defensa. 

La detección positiva se trata de buscar de manera integral un conjunto más amplio de métricas ambientales, sociales y política de manejo empresarial, y luego seleccionar las startups que tengan mejores registros. Este tipo de evaluación, que se puede aplicar a todos los sectores, tiene como objetivo reducir los riesgos de inversión e incrementar los rendimientos. 

Finalmente, la inversión de impacto implica reducir algunos sectores y seleccionar empresas cuyos servicios y productos generan intencionalmente efectos sociales o ambientales beneficiosos específicos y medibles. El primero ya lo hacen la mayoría de los fondos de capital de riesgo de manera intuitiva, y el último es probable que siga siendo un nicho pequeño (aunque importante), pero el mayor potencial reside en la evaluación positiva. 

Para ser socialmente responsables, las startups no necesitan incrementar sus costos. Tampoco necesitan salir a contratar a todos los consultores ambientales nuevos. No necesitan traer más abogados para analizar los problemas de cumplimiento. No es un peso extra ni una nueva carga para los fundadores, sino que es una dimensión que deberá incorporarse en los primeros puntos de poder y en las "tormentas de ideas". 

Por lo tanto, la responsabilidad corporativa debe incorporarse desde el principio, no agregarse como una ocurrencia tardía o de manera retroactiva para solucionar un problema. Si un director ejecutivo no es socialmente consciente, y no está preparado para dar forma a su compañía en consecuencia, no podrá ser un líder prometedor.

Artículos relacionados

X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra